Campeones de Verne, el Juego de Rol.

Hace un tiempo que tuve el placer de encontrarme por internet con el crowdfunding de un juego de rol llamado “Campeones de Verne”, de Carlos Plaza y editado por Nexo Ediciones. Pronto me llamó la atención y decidí aportar para recibir el libro en mi casa.
Unos meses después de la finalización con éxito del crowdfunding tuve la suerte de coincidir con el autor en una feria de juegos en Barcelona y nos dirigió a unos amigos y a mi una partida de introducción al juego de la que salí completamente feliz con mi compra.

 

Campeones de Verne

Portada del juego

 

El trasfondo

Una de las cosas que mas importantes me parecen a la hora de adquirir un juego de rol es el trasfondo del mismo. Soy muy aficionado a probar mecánicas de juego nuevas, pero siempre he pensado que el trasfondo tiene que estar por encima del reglamento.

Como su nombre indica, este juego está basado en las novelas de Julio Verne y presupone que todas ellas han ocurrido en la misma línea temporal.
Robur, un poderoso hombre, apodado como “El conquistador” o “El dueño del Mundo” ha formado un ejército (Los Conquerors) con el que pretende, como no, conquistar y dominar el mundo. Para detenerle, se ha formado un grupo de élite llamado “Campeones de Verne”, compuesto por las mejores personas que se han podido encontrar, desde brillantes científicos que han inventado o descubierto cosas maravillosas hasta personas normales y corrientes que han llevado a cabo hazañas inimaginables por el ser humano.

 

Podremos vivir grandes aventuras

Desde luego, nos encontramos ante un juego de aventuras en el siglo XIX con tintes steampunk y una ambientación conocida por el público, aunque sea a través de las versiones audiovisuales.

El reglamento

Las reglas de Campeones de Verne es uno de sus grandes atractivos, pues está pensado para ser dinámico y para poder iniciar a gente a los juegos de rol.

Como en otros muchos juegos, el jugador va a elegir un concepto de personaje (Médico, Piloto, Caballero…) que le va a dar una serie de habilidades y especializaciones básicas para moverse por la vida. Mas tarde podrá aprender nuevas cosas o mejorarlas, por supuesto, pero no estamos aquí para enseñar el reglamento sino para valorarlo.

El reglamento funciona con dados de seis caras (d6) que lanzaremos para saber si nuestro personaje es capaz de realizar determinadas acciones.

Una de las cosas que mas feliz me ha hecho de este juego es que si tu personaje es un famoso médico que ha estado por la sabana africana cuidando de los soldados de su majestad, es completamente imposible que seas incapaz de poner una tirita a tu amigo que se ha cortado con las tijeras, ya que las especializaciones otorgan éxitos automáticos de la tirada (Es decir, que tiras tantos d6 como tu habilidad y sumas tu grado de especialización a los éxitos obtenidos).

Y poco mas, hay reglas para vehículos, armas, capacidades heroicas y muchas otras cosas que no dificultan para nada la experiencia de juego, en mi opinión.

 

Conclusiones

Campeones de Verne es un juego sin mas expectativas que hacer disfrutar de un buen rato a los que lo juegan, no tiene cien hojas de sistema de juego y no utiliza diez tipos distintos de dados, todo lo que busca es que un grupo de gente se siente alrededor de una mesa y viva grandes aventuras salvando el mundo del XIX.

Es posible que muchos jugadores veteranos no tengan en cuenta este libro a la hora de decidir cual va a ser su nueva campaña, cosa completamente comprensible. Y estoy bastante seguro de que Carlos Plaza tampoco les tuvo en cuenta a ellos a la hora de diseñar este juego.

Pudiendo pilotar esto, quien quiere un reglamento complejo…

Como fan de Verne, del Steampunk, de los caballeros ingleses y de los barcos que vuelan con vapor, no puedo mas que decir que le deis un tiento a este libro y no os arrepentiréis de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *